Vinos para celebrar San Valentín: Javier Sanz Viticultor
Vinos para brindar por San Valentín con tu pareja.

.

Nada mejor que un buen vino para celebrar San Valentín.

Ya lo cantaba el grupo vallisoletano Celtas Cortos:

Una cosa es el vino y otra cosa es el amor

Pero si juntas las dos, nace el amor por el vino.

Una tremenda pasión que hace mejor el camino.

El día más romántico del año por antonomasia, San Valentín, está a la vuelta de la esquina. Para celebrar y brindar por el amor, no se nos ocurre mejor compañero –además de la propia pareja, eso lo damos por hecho– que el vino.

Sabemos que lo habitual a la hora de elegir el vino para acompañar la comida o cena de San Valentín es determinar la bebida a partir de los platos que se van a degustar, pero en Javier Sanz Viticultor, como bodega y, por ende, buenos defensores del vino, le damos la vuelta y te proponemos algunos platos para maridar con algunos de nuestros vinos – o con todos estos – este San Valentín.

Los ingredientes de una buena relación amorosa – aunque puede y debe haber muchos otros – son la pasión, la felicidad o alegría y la dulzura. Y estas son atributos que podemos atribuir a algunos de nuestros vinos, por eso vamos a configurar un menú lleno de ingredientes amorosos, gastronómicos y vinícolas para que vuestra cena de San Valentín sea perfecta.

Si quieres esforzarte para sorprender a tu pareja con una comida o cena romántica en casa, te damos algunas ideas para que se lleve una grata sorpresa y muy buen sabor de boca (en el sentido más amplio de la expresión).

Para abrir boca a la celebración, la alegría es imprescindible y si todo fluye, acaba transformándose en felicidad. Esa es la personificación de nuestro Javier Sanz Verdejo, un vino joven, fresco y brillante, con reflejos verdosos y una acidez refrescante. Es perfecto para toma a cualquier hora, como la felicidad, pero, en este caso, te recomendamos que haga maridaje con algún aperitivo o entrante, ceviche, sashimi o marisco. ¿Por qué no, unas ostras?

Y donde hay felicidad, la pasión llega sola. El rojo picota de Javier Sanz Paraje la Encina en la copa pone el color a esta compañera inseparable del amor. Su gran intensidad de frutas rojas en la nariz y su paso carnoso y goloso por la boca concluyen la analogía perfecta para convertirse en el vino central de la velada. Puedes cocinar una carne a la brasa o algún otro plato condimentado para acompañarlo.  A partir de aquí, ya todo irá rodado.

¿Y qué sería de la pasión si no la acompaña una pizca de dulzura? El vino Dulce de Invierno, la elaboración más compleja y una de las más cuidadas de Javier Sanz Viticultor (perteneciente a la Colección V de la bodega), con su cuerpo amplio y sedoso que recubre el paladar de dulzor y de una acidez elegante y equilibrada, es el tercer vértice de este permitido y aconsejable triángulo amoroso. Pon junto a él algún postre a base de chocolate, o puedes acompañarlo con unos frutos secos si prefieres algo más ligero. Tómalo, si quieres, como postre por sí mismo, también es una opción excelente. Será la guinda perfecta para un celebración que puede continuar…

¿Y vosotros cómo celebráis San Valentín? ¿Os gusta brindar con vino por el amor?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter